Fast Company

INNOVATION PIONEERS

Una duda frecuente que asalta al emprendedor innovador de cualquier dimensión es si resulta realmente adecuado ser el primero en posicionarse.

Normalmente acostumbramos a distinguir tres tipos de actores en procesos de Innovación Estratégica y, en consecuencia, de carácter radical y con cambios arquitectónicos que destruyen antiguas competencias:

1. EL PIONERO o lo que es lo mismo, el que llega primero.

2. LOS LIDERES TEMPRANOS que no son los primeros, pero si son los primeros colonos después del descubrimiento.

3. ENTRANTES TARDIOS que, como su nombre indica, arriban cuando la innovación está ya asentada y con penetración alta en el mercado.

Sobre quién es el más beneficiado, existe una constante controversia entre los PIONEROS y LOS LIDERES TEMPRANOS.

Los Pioneros no solamente tienen la satisfacción de haber protagonizado el cambio, sino que también pueden aspirar a otras ventajas:

· Reputación fundacional

· Apropiación de recursos escasos

· Explotación de los costes de cambio del comprador

· Ventajas derivadas de los retornos incrementales

· Distancia de escape con respecto a la competencia inmediata

Pero también pueden encontrarse con una serie de desventajas derivadas de su esfuerzo pionero:

· Fuerte inversión en investigación y desarrollo

· Canales logísticos no desarrollados

· Tecnologías facilitadoras inmaduras

Es difícil establecer un principio general. Cada caso es un mundo particular y se ve afectado por múltiples factores coyunturales. Existen estudios que cifran la tasa de fracaso en los pioneros en torno al 45%. Pero este índice es poli semántico, según se trate de optimistas o pesimistas mal informados. Existe un 55% de casos de éxito y supervivencia.

Tenemos ejemplos para todos los gustos. En el campo de los microprocesadores, Intel fue Pionero, mientras que AMD fue Líder Temprano, pero la balanza se inclinó a favor del primero. Xerox inauguró las estaciones de trabajo, pero Sun y HP le siguieron como Lideres Tempranos y fueron quienes finalmente dominaron el sector.

Evidentemente, la cuestión es establecer el momento de entrada óptimo. Y la experiencia demuestra que quienes han realizado una cuidadosa prospectiva estratégica, triunfan como PIONEROS. En este campo, las estadísticas no engañan y establecen el índice en torno al 80%.

Una vez más, la información y su conversión en conocimiento estratégico es la clave para una organización que desea innovar y triunfar.

READ MORE: http://viajeroaccidental.blogspot.com 

Add New Comment

0 Comments